Como lo veo yo

Imagen

 

Yo tengo una vista de muchas formas acerca de él, dependiendo de cuando me hace reír, llorar, enojarme, etc. No lo culpo pero como cualquier persona tengo un limite.

Siempre me enseñaron como debía verlo, sin embargo ya tengo una edad en la cual puedo hacerme mi propia critica. Yo creo que es de esas personas que están hechas de amor puro e incondicional, pues el no sabe que es mamá o papá o hermanas, simplemente el sabe que con  esas personas (o criaturas), convive todo el tiempo desde el principio. El nos ama a pesar de no saber que es el amor, el es feliz sin saber que es felicidad, el vive sin saber que es la vida y la disfruta a su manera cada día. 

Cuando uno es niño las criticas pueden ser de las cosas mas duras, pues ni tu entiendes el por que.

Eso me recuerda a una vez que un niño en la primaria trataba de insultarme y hacerme sentir mal, pero al ver que lo ignoraba dijo “que feo es tu hermano” sentí un dolor tan inmenso que no podía dejar las cosas así, no lo pude ignorar más, me acerque y lo empece a golpear y a patiar, gritándole “CÁLLATE!”. Hasta que quedo tirado junto a la reja de la escuela pidiendo que parara, luego le dije “a la siguiente te rompo la cara”. Desde ese día nunca me volvió a molestar, y pienso como se pueden meter con tu familia solo para herirte.

Bueno lo que puedo decir para acabar es que soy uno de los seres mas imperfectos de esta vida, pues aunque a veces hago algunas cosas buenas, hay días en que no siempre estoy tan al pendiente, antes pensaba que iba a pasar cuando mis papas ya no estuvieran si soy así, yo no podría ser como mis padres aun que lo intentara, pero una amiga mía me dijo “Sergio te aceptara por ser y comportarte como su hermana, no como otra mamá”.

Es verdad que en algún momento creceré y Sergio no dejara de comportarse como un pequeño niño, sin embargo lo seguiré amando hasta que mi corazón deje de latir, y haré hasta donde pueda para ayudarlo, no me rendiré tan fácilmente, la carrera aun no a acabado.

Porque la Coca-Cola es un milagro

Imagen

Esta es una pequeña anécdota de la infancia de mi querido hermano.

Cuando Sergio tenia 5 años estuvo yendo a terapia. La terapia se llamaba “glenn doman”, que consiste en moverle los brazos, piernas y cabeza al mismo tiempo. Ya había asistido a bastantes terapias con mis papás y ya se podía parar, sin embargo seguía sin poder caminar.

Un día mi mamá compro una coca-cola (Sergio adora beber jugos y refrescos) y la dejó en una mesita, Sergio se paró, caminó hasta la Coca-Cola y se la empezó a tomar.

Esa fue la primera vez que mi hermano caminó, todo por el gusto de beber algo, por eso es un recuerdo muy querido de mis papás.

Desde entonces la verdad si creemos en el “Milagro de la Coca-Cola”.

Poema a los ángeles de todo el mundo

Este es un poema escrito por una tía mía llamada Tete:

NIÑOS ESPECIALES

En los altos cielos
donde mora Dios
hay ángeles bellos
y hay ángeles buenos
que son todo amor

A veces son tantas 
aquellas criaturas 
tan angelicales, 
que Dios determina
mandarlas al mundo
y las vuelve niños
NIÑOS ESPECIALES.

Niños indefensos, 
tiernos, vulnerables, 
que aprenden despacio
y requieren grandes, 
enormes cuidados;
y cuya inocencia 
perdura por siempre
tal vez recordando 
su origen celeste.

Si Dios te ha encargado
un niño especial, 
si en tus manos puso
la misión tan grande 
de verlo avanzar…

Es que ante sus ojos
tú tienes la fuerza,
la fe y el amor 
que se necesitan 
para darle apoyo, 
para conducirlo, 
para comprenderlo 
y darle educación.

Tu niño querido,
tu niño especial, 
te ha hecho más sensible,
más tierno y sin duda, 
te hizo madurar;
porque en esta vida 
los seres que sufren 
del dolor aprenden 
a ver la verdad 
pues es la existencia 
la más cara y grande
Universidad.

Y aquellos maestros
que como carrera
eligieron ésta,
tan dura y pesada,
tan bella, tan tierna 
de educar y amar
a los inocentes
niños especiales, 
es que son maestros 
y también son ángeles.

Hombres y mujeres
provistos de amor,
de conocimientos 
de fe y de valor. 
Seres cuyas manos 
no estarán vacías 
cuando con el tiempo 
terminen sus días.

Los niños del mundo 
son todos iguales, 
son vasos de amor 
de finos cristales, 
que son siempre frágiles 
y que Dios nos da
como un gran regalo 
y es nuestra misión: 
FORMARLOS…

Y no son tareas
pequeñas o fáciles.
Si no procedemos 
con mucho cuidado 
a un vaso de amor 
podremos vaciarlo 
y el niño será
en su edad adulta
triste y desdichado.

Los niños del mundo
son todos iguales,
son vasos de amor 
de finos cristales 
y más, cuando hablamos 
de estos tiernos niños: 
NIÑOS ESPECIALES.

Entre hermanos

ImagenDesde que nací esto a sido entre hermanos.

Cuando Sergio nació, mi mamá ya no quería tener más hijos porque tenia miedo. Nadie sabe como ser padres y eso se complica más cuando tienes un niño especial.

Tiempo después, de estar con Sergio mis padres decidieron tener otro bebe, sin embargo eso le aterraba a mi mamá. Por lo tanto cuando se embarazo de mi hermana Andrea decidió quedarse en casa los 9 meses, ya que la sola idea de que algo malo le pasara a ese bebe le aterrorizaba. Sin embargo nació una bella bebita.

Yo comprendo a mi hermana de muchas maneras en especial cuando se habla de Sergio. Cuando uno es pequeño no entiende muchas cosas, pero nos educaron para saber entender a Sergio.

Claro que siempre habrá las mismas preguntas:

¿Qué le paso?

¿Esta enfermo?

¿Por qué es así?

En lo personal la sociedad a avanzado bastante, ya logra tolerar a esa clase de gente, sin embargo siguen sin aceptarla. Las personas que más crueles pueden ser son los niños, pues señalan y hablan sin pensar en lo que dicen, pero yo culparía a los padres pues no les enseñan ni les hablan que es una persona diferente, y esos niños se vuelven adultos ignorantes.

Por eso pienso que mi hermana es una magnifica persona que a querido a Sergio desde pequeña y cada vez que Sergio necesita algo, ella procura poder ayudarlo.

Como es convivir

Imagen

Bueno…el convivir es como la vida, no es fácil.

Para empezar somos 5 en total, contando a Sergio. Es mi mamá, mi papá, mi hermana Andrea (ella tiene 22 años) y yo. Somo una familia común con un pequeño regalo de Dios.

Muchas veces he pensado que Dios nos dio a Sergio para aprender de él, como a: ser pacientes, fuertes, hábiles, amables, comprensivos, tolerantes, entre otros.

Hoy por ejemplo todos nos levantamos para ir a la escuela o al trabajo, mi papá (que por lo general lo viste y lo arregla) se tuvo que ir más temprano, por lo tanto yo pregunté, -¿visto a Sergio?- y mi hermana dijo -por favor-.

Todos tenemos que ayudar y turnarnos para poder hacer que todo esto funcione, desde darle de comer, vestirlo, peinarlo, entretenerlo, cuidarlo, etc. En estos momentos se encuentra junto a mi y  a pesar de ser sordo-mudo esta sentado acompañándome. El siempre está aquí para nosotros por lo tanto nosotros también debemos estarlo  para él.

No digo que todo sea de color rosa.Todos tenemos diferentes temperamentos y hay un momento cuando se acaba la paciencia que nos desesperamos. Yo en lo personal tengo un carácter bastante fuerte y por lo general no soy muy paciente, pero se que debo aprender a serlo, pues él no lo hace con mala intensión.

Espero algún día llegar a ser tan hábil y tolerante como mis padres. Son de esas pocas personas que en verdad son un ejemplo a seguir.

Un ángel en casa

Etiquetas

Mi dulce hermano

Hola! mi nombre es Melisa, tengo 15 años y tengo un hermano discapacitado.

Decidí hace poco que quería escribir un blog acerca de mi vida con él. Mi objetivo es poder hablarles de esto a gente de mi edad y que ellos también puedan hablar de esto, pues no estamos solos. Cada situación es diferente pero entendemos que es convivir con alguien así y todo lo que conlleva, es decir, los problemas, las dudas, las alegrías, entre otros.

Su nombre es Sergio y tiene 29 años, sin embargo tiene la mentalidad de un niño de 5 años. Él no tiene ninguna enfermedad, simplemente nació así. Durante el embarazo, mi mamá tuvo una gripe infecciosa que afecto a mi hermano. No obstante no supieron exactamente que fue lo que pasó ni los médicos les supieron decir. Lo principal de Sergio es que tiene una  deficiencia mental en la parte psicomotora.

Al principio los doctores pensaron que no viviría ni una semana. En ese momento mi mamá le dijo a Dios – Dios si te lo quieres llevar al cielo, hazlo ahora porque después lo amaría tanto que no podría dejarlo ir-. Hoy vive contento y feliz, viviendo día a día con nosotros.